Archivo de la categoría: Historias

La verdad sobre el Día de los Inocentes

image

     El Día de los inocentes tiene su origen desde el tiempo del nacimiento de Jesucristo, Cuando el Rey Herodes, por miedo a perder su poder y su trono, ordenó matar a todos los niños menores de dos (2) años, que hayan nacido en Belen con el fin de deshacerse del recién nacido: “Jesús de Nazaret”.

     A pesar de mandar a asesinar a tantos niños inocentes, no pudo asesinar a su objetivo.

     Ahora, ¿Cómo terminó una historia así tan perversa en un día para jugarse bromas y chistes?

     Con el paso del tiempo fué perdiendo su aspecto trágico y se fué convirtiendo en un día con la oportunidad para jugarle bromas a los demás; que como esos niños inocentes, no saben ni entienden lo que sucede.

     Ese día se mantuvo en duelo por mucho tiempo para los creyentes de la Fé Católica, pero luego se combinó con un rito conocido como “La Fiesta de los Locos”, celebrado entre navidad y año nuevo, donde también se hacen bailes y la gente se disfraza; niños de viejos, viejos de niños, hombres de mujeres y mujeres de hombres.

Cuento del anciano, el niño y el burro (Moraleja)

A veces nos sentimos tan criticados que entramos en depresión, pensando que no podemos hacer nada bien.

Prestemos atención:


     Esta es la historia de un anciano y un niño, que viajaban con un burro de pueblo en pueblo.

       El burro estaba ya algo viejo, así que se fueron caminando junto a él, en vez de montarse en él.

EL VIEJO EL NIÑO EL BURRO 04

       Llegaron a una aldea caminado junto al burro y al pasar por la calle principal, un grupo de niños se rieron de ellos, gritando:

Jajajajja ¡Mira que par de tontos! Tienen un burro y, en vez de montarlo, van los dos caminando a su lado. Por lo menos, el viejo podría subirse al burro.

       Entonces el anciano se subió al burro y prosiguieron la marcha.

anciano niño burro4

       Llegaron a otro pueblo y al transitar entre las casas, algunas personas se llenaron de indignación cuando vieron al viejo sobre el burro y al niño caminando al lado. Entonces dijeron a viva voz:

¡Parece mentira! ¡Qué desfachatez! Mira a ese viejo sentado en el burro y el pobre
niño caminando.

       Al salir del pueblo, el anciano y el niño intercambiaron sus puestos y siguieron haciendo camino hasta llegar a otra aldea.

anciano niño burro2

       Cuando la gente los vio, exclamaron escandalizados:

¡Esto es verdaderamente intolerable!
¿Han visto algo semejante? El muchacho montado en el burro y el pobre anciano caminando a su lado. 

-¡Qué vergüenza!-

       Puestas así las cosas, el viejo y el niño compartieron el burro. El fiel animal llevaba ahora el cuerpo de ambos sobre su lomo.

anciano niño burro6       Cruzaron junto a un grupo de campesinos y éstos comenzaron a vociferar:

¡Sinvergüenzas!

¿Es que no tienen corazón? ¡Van a reventar al pobre animal!

       Estando ya el burro exhausto, y siendo que aún faltaba mucho para llegar a destino, el anciano y el niño optaron entonces por cargar al flaco burro.

anciano niño burro7

       De este modo llegaron al siguiente pueblo.

La gente se apiñó alrededor de ellos. Entre las carcajadas, los pueblerinos se mofaban gritando:

Jajajjaj, Nunca hemos visto gente tan boba.

Tienen un burro y, en lugar de montarse sobre él, lo llevan a cuestas. ¡Esto sí que es bueno!

¡Qué par de tontos!-

       La gente jamás había visto algo tan ridículo y empezaron a seguirlos.

       Al llegar a un puente, el ruido de la multitud asustó al animal que empezó a forcejear hasta librarse de las ataduras. Tanto hizo que rodó por el puente y cayó en el río, cuando se repuso, nadó hasta la orilla y fue a buscar refugio en los montes cercanos.

       El molinero, triste, se dio cuenta de que, en su afán por quedar bien con todos, había actuado sin el menor seso y, lo que es peor, había perdido a su querido burro”.


MORALEJA

       Las personas siempre tendrán la tendencia a criticarnos; pero debemos recordar ¿qué es lo que queremos? para nuestra vida y actuar según ello.

El cuaderno de Alberto

Alberto desde muy pequeño veía a su papá trabajar en maquetas y estructuras de edificios y apartamentos, observando cada detalle y paso por paso como se hacían las cosas; siempre estaba dispuesto a ayudarle en lo que fuera. A veces Alberto dibujaba en su blog casas y otras figuras con sus lápices de colores y ubicaba donde estaría la cocina, el cuarto, baño, entre otros. Intentaba hacerlo lo más parecido a su papá.

Una vez su padre creó una plaza para una localidad cerca de su casa y Alberto imitaba todo lo que él hacia, diseñaba árboles de plastilina y con color marrón hacia bancos como de madera y se los mostraba a su padre muy emocionado.

Cada vez que hacía algo importante, o aprendía algo nuevo lo anotaba en un cuaderno. La noche que hizo la plaza de plastilina escribió:

___”Hoy 27 de Mayo de 1987 hice una plaza como las que hace mi papá, tiene un gran camino con un banco de madera a cada lado y árboles frutales detrás de ellos. Los hice con plastilina, quedaron muy bonitos y originales casi iguales a los de mi papá, él me felicitó, estoy muy feliz”___

Alberto fue creciendo y cada conocimiento lo iba agregando a su cuaderno de la misma manera, siempre aprendía de su padre todo lo que podía, además de todas las personas que podían enseñarle algo importante como su madre y profesores. Fue creciendo y los materiales de sus maquetas iban cambiando y cada vez eran más bonitas y mejor hechas.

___”Hoy 01 de Diciembre de 1994, mi papá me enseñó a hacer un edificio, me explicó que primero debía hacerlo en un papel, como un boceto. Él hizo también una maqueta del mismo edificio y habló con un amigo de él y no pasó mucho tiempo hasta que vi ese mismo edificio cerca de la casa. Es igualito a la maqueta que papá hizo, quisiera hacer algo así algún día”___

Pasaron varios años y Alberto logró hacer no solo edificios y casas, si no todo tipo de obras arquitectónicas casi inimaginables e increíbles, vio como poco a poco iba creciendo en conocimiento.

Siempre recordaba cosas cuando leía su cuaderno, como cuando aprendió a cambiar un sócate por otro; podía ver la emoción que tenia cuando anotaba todas las cosas que aprendía. Era grandioso. Su cuaderno llegó a ser un resumen de su vida y el lo veía como un gran curriculum con fechas exactas e información importante con sentimientos incluidos, algunas cosas que parecen algo tontas a simple vista pero que le cambiaron la vida.